Los profesores de la UNED de Benidorm se plantan ante el impago municipal y barajan suspender las clases

Los 58 docentes del centro en la ciudad llevan casi un año impartiendo tutorías sin percibir ninguna remuneración

Información B. GARCÍA / R. PAGÉS 18/02/2012 Benidorm. Marina Baixa

La crisis continúa arrollando servicios. Otro de esos colectivos que paga por algo que no ha provocado son los profesores de la Universidad a Distancia (UNED) de Benidorm y la cosa podría ir a peor y afectar también a los alumnos. Tras casi un año dando clases sin percibir ninguna remuneración, los 58 docentes del centro de la UNED de la capital turística se han plantado y barajan suspender las clases, una medida que afectaría a más de 600 alumnos del centro.

Precisamente para no perjudicar directamente a los estudiantes, los profesores han acudido puntualmente a sus tutorías, a pesar de que no les han pagado desde marzo del pasado año, según informaron ayer los propios afectados y confirmaron fuentes del equipo de gobierno y de la UNED de Dénia, centro al que está asociado y del que depende el de Benidorm. No obstante, la situación de impagos se ha prolongado tanto que el pasado jueves, en una reunión extraordinaria, acordaron tomar medidas al respecto. Han dado un plazo al Ayuntamiento de una semana para afrontar la situación, período durante el cual informarán a los estudiantes de la situación para explicarles que, si el Consistorio no mueve ficha, se verán obligados a dejar de impartir sus clases.

El Ayuntamiento adeuda en total 164.590 euros a la universidad, correspondientes a 2010 y 2011, así como tampoco ha ingresado nada del presupuesto de 2012 para la institución. La partida municipal presupuestada supera los 215.000 euros anuales, mientras que la Diputación aporta otros 36.000 euros al año.

El dinero que hasta ahora sí ha recibido la UNED se ha empleado en pagar al personal de administración por un “pacto de caballeros”, como dijo ayer su director, Carlos Torres, ya que la práctica totalidad del personal no docente vive exclusivamente de su salario de la universidad, mientras que muchos profesores tienen otros ingresos.

El Consistorio quiere redefinir el convenio suscrito entre la UNED, la Diputación y el Ayuntamiento en el año 1993, por el que Benidorm se comprometió a correr con los gastos de la sede y del personal del centro universitario. La ciudad conseguía así una sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia en su término municipal, que arrancó con más de un centenar de alumnos y dos titulaciones. Hoy, 17 años después, cuenta con 627 alumnos y 14 titulaciones diferentes. Otra de las cuestiones que quiere abordar el Ayuntamiento pasa por pedir “colaboración” y “solidaridad” al resto de pueblos de la comarca, pues a la UNED acuden estudiantes de todos los municipios de la Marina Baixa.

Nadie se atreve a echar balones al tejado de la UNED, que es la que se embolsa las matrículas, salvo los estudiantes, que pagan religiosamente para poder estudiar en la universidad a distancia y que cuentan con las clases presenciales de apoyo que se ofertan en Benidorm. Si tomamos cursos completos, las matriculaciones oscilan entre los 450 euros, aproximadamente, que cuesta el acceso a la universidad para mayores de 25 años, y los 900 euros que puede rondar el coste de un curso en licenciaturas y grados, aunque muchos estudiantes realizan asignaturas sueltas. Implicados de unas y otras partes temen que la sede central pueda considerar que el centro de Benidorm está incumpliendo o generando mala imagen y decida retirarse de la ciudad.

No obstante, el centro de Benidorm también tiene bazas, no sólo porque aporta más de 600 alumnos cada año, el 27 por ciento de los estudiantes de la UNED de Dénia (que abarca estos dos centros y el de Jávea), sino porque los 58 tutores de Benidorm descargan de trabajo a los de la sede central que, de otro modo, tendrían que dar servicio a los alumnos de Benidorm a través de internet y del teléfono. La dirección de la UNED mostró su “preocupación” por la situación y afirmaron que se trata de “una cuestión compleja”, aunque confiaron en que ninguna de las partes va a poner en tela de juicio la continuidad de la UNED en la ciudad turística. Así lo expresó Torres, quien emplazó a la próxima reunión que mantendrán profesores, dirección universitaria y Ayuntamiento.

La polémica reunión sin presencia política

Los tutores y la dirección de la UNED en Benidorm mantuvieron la pasada tarde del jueves una reunión para abordar su precaria situación. Al encuentro estaba invitado el alcalde, Agustín Navarro, que finalmente no acudió, lo que provocó el malestar de los presentes. Los profesores querían respuestas y conocer la situación de primera mano para poder tomar decisiones, pues llevan sin cobrar, a día de hoy, once mensualidades. Desde el gobierno local matizaron ayer su ausencia y explicaron que se debió a que una de las concejalas del equipo de gobierno, María Ángeles Valdivieso, es también profesora de la UNED. “Consideramos que era mejor dejar que los tutores pudieran expresarse libremente sin verse influenciados por la presencia de un político entre sus filas” y por tener un compañero al otro lado de la polémica, según explicó la propia edil. “Estuvimos toda la tarde pendientes y llamamos antes y después de que se celebrara. La intención era dejar que hablaran ellos para hacer después una reunión en el Ayuntamiento”, añadió.

Navarro aseguró ayer que “la UNED es un tema que preocupa mucho” al gobierno local y pidió “disculpas por si ha habido algún malentendido” respecto a su ausencia. Ayer mismo, el primer edil y el director de la UNED en la zona, Carlos Torres, fijaron una reunión para el próximo jueves.
Por su parte, el grupo municipal Liberales de Benidorm criticó ayer el “nulo” interés de Navarro por la UNED con la “dificultad” que supone implantar estudios universitarios en un municipio. El edil Miguel Llorca acusó al alcalde de “despreciar estos estudios de forma escandalosa”.


Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *